lunes, 16 de marzo de 2015

Los límites del turismo

Interesante artículo de la web Blog de Viajes

En 1972, un informe elaborado por académicos nucleados en el llamado "Club de Roma" hizo un análisis del futuro del planeta a partir del aumento en la demanda de recursos naturales. Aquel trabajo, conocido como "modelo de los límites del crecimiento" , hacía una prospectiva bastante sombría: si la economía mundial seguía creciendo a las tasas de esos años, las reservas de productos primarios -petróleo, metales, alimentos- se agotaría y la humanidad iría a una catástrofe ecológica. Aqúel pronóstico no se cumplió en los plazos previstos por ese trabajo, y las críticas que se le hicieron fueron muchas, algunas de ellas muy sustanciales, como la planteada por el brillante informe de la Fundación Bariloche, en el llamado "Nuevo Modelo Mundial Latinoamericano".

Pero ahora la economía mundial atraviesa por una etapa de expansión formidable, y los miedos por el agotamiento de los recursos naturales han vuelto. E incluso tienen su versión para el mercado turístico, a partir de los planteos publicados hace pocas semanas en la revista de  Harvard Business Review bajo el título de "The Tourism Time Bomb" -por desgracia, el texto no está disponible de manera pública. La idea es simple: el incremento de la demanda turística es insostenible a las actuales tasas -superiores al 5% anual- y las consecuencias se verán muy pronto si las cosas siguen de este modo.

La hipótesis central del artículo: vamos hacia una "escasez de lugares". Al incrementarse la demanda a un ritmo mayor que las posibilidades del mercado de ofrecer nuevos productos, vamos a ver una serie de consecuencias muy importante en los próximos años. En el artículo se hipotetiza algunas de estas consecuencias: aumento de precios de los alojamientos en las ciudades más visitadas;generalización de las listas de espera en lugares con restricciones en la cantidad de visitantes; y a mediano plazo, aparición de nuevos lugares turísticos para satisfacer la demanda .

Lo cierto es que el aumento de la cantidad de viajeros internacionales en los próximos doce años es bastante espectacular, y pasará de los actuales 900 millones a 1600 millones en 2020. En buena parte, gracias a la creciente demanda de  por parte de las clases medias y altas de economías en fuerte crecimiento, como India y China. La gran pregunta es si el mercado puede soportar semejante incremento sin que esto termine en un gran incremento de precios y una mayor polución de muchos destinos. En el corto plazo, seguramente la consecuencia será obvia en muchos destinos: mayores dificultades para conseguir alojamiento y precios más altos que dos o tres años atrás. Habrá que ver si la saturación en algunos destinos principales no conduce a muchos viajeros a desplazarse hacia sitios más lejanos, lo que puede ser una buena oportunidad para muchas naciones en desarrollo.

El imperio del consumo

El imperio del consumo

Artículo de Eduardo Galeano, escritor argentino

El derecho al derroche, privilegio de pocos, dice ser la libertad de todos. Esta civilización no deja dormir a las flores, ni a las gallinas, ni a la gente. En los invernaderos, las flores están sometidas a luz continua, para que crezcan más rápido. En las fábricas de huevos, las gallinas también tienen prohibida la noche. Y la gente está condenada al insomnio, por la ansiedad de comprar y la angustia de pagar.La explosión del consumo en el mundo actual mete más ruido que todas las guerras y arma más alboroto que todos los carnavales. Como dice un viejo proverbio turco, quien bebe a cuenta, se emborracha el doble.La parranda aturde y nubla la mirada; esta gran borrachera universal parece no tener límites en el tiempo ni en el espacio. Pero la cultura de consumo suena mucho, como el tambor, porque está vacía; y a la hora de la verdad, cuando el estrépito cesa y se acaba la fiesta, el borracho despierta, solo, acompañado por su sombra y por los platos rotos que debe pagar.La expansión de la demanda choca con las fronteras que le impone el mismo sistema que la genera. El sistema necesita mercados cada vez más abiertos y más amplios, como los pulmones necesitan el aire, y a la vez necesita que anden por los suelos, como andan, los precios de las materias primas y de la fuerza trabajo.

El sistema habla en nombre de todos, a todos dirige sus imperiosas órdenes de consumo, entre todos difunde la fiebre compradora; pero ni modo: Para casi todos esta aventura comienza y termina en la pantalla del televisor. La mayoría, que se endeuda para tener cosas, termina teniendo nada más que deudas para pagar deudas que generan nuevas deudas, y acaba consumiendo fantasías que a veces materializa delinquiendo.

El derecho al derroche, privilegio de pocos, dice ser la libertad de todos. Dime cuánto consumes y te diré cuánto vales. Esta civilización no deja dormir a las flores, ni a las gallinas, ni a la gente. En los invernaderos, las flores están sometidas a luz continua, para que crezcan más rápido. En las fábricas de huevos, las gallinas también tienen prohibida la noche. Y la gente está condenada al insomnio, por la ansiedad de comprar y la angustia de pagar. Este modo de vida no es muy bueno para la gente, pero es muy bueno para la industria farmacéutica.

EEUU consume la mitad de los sedantes, ansiolíticos y demás drogas químicas que se venden legalmente en el mundo, y más de la mitad de las drogas prohibidas que se venden ilegalmente, lo que no es moco de pavo si se tiene en cuenta que EEUU apenas suma el cinco por ciento de la población mundial.«Gente infeliz, la que vive comparándose», lamenta una mujer en el barrio del Buceo, en Montevideo. El dolor de ya no ser, que otrora cantara el tango, ha dejado paso a la vergüenza de no tener. Un hombre pobre es un pobre hombre. «Cuando no tenés nada, pensás que no valés nada», dice un muchacho en el barrio Villa Fiorito, de Buenos Aires. Y otro comprueba, en la ciudad dominicana de San Francisco de Macorís: «Mis hermanos trabajan para las marcas. Viven comprando etiquetas, y viven sudando la gota gorda para pagar las cuotas». Invisible violencia del mercado: la diversidad es enemiga de la rentabilidad, y la uniformidad manda. La producción en serie, en escala gigantesca, impone en todas partes sus obligatorias pautas de consumo. Esta dictadura de la uniformizació n obligatoria es más devastadora que cualquier dictadura del partido único: impone, en el mundo entero, un modo de vida que reproduce a los seres humanos como fotocopias del consumidor ejemplar.

El consumidor ejemplar es el hombre quieto. Esta civilización, que confunde la cantidad con la calidad, confunde la gordura con la buena alimentación. Según la revista científica The Lancet, en la última década la «obesidad severa» ha crecido casi un 30 % entre la población joven de los países más desarrollados. Entre los niños norteamericanos, la obesidad aumentó en un 40% en los últimos dieciséis años, según la investigación reciente del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Colorado. El país que inventó las comidas y bebidas light, los diet food y los alimentos fat free, tiene la mayor cantidad de gordos del mundo. El consumidor ejemplar sólo se baja del automóvil para trabajar y para mirar televisión. Sentado ante la pantalla chica, pasa cuatro horas diarias devorando comida de plástico.

Triunfa la basura disfrazada de comida: Esta industria está conquistando los paladares del mundo y está haciendo trizas las tradiciones de la cocina local. Las costumbres del buen comer, que vienen de lejos, tienen, en algunos países, miles de años de refinamiento y diversidad, y son un patrimonio colectivo que de alguna manera está en los fogones de todos y no sólo en la mesa de los ricos. Esas tradiciones, esas señas de identidad cultural, esas fiestas de la vida, están siendo apabulladas, de manera fulminante, por la imposición del saber químico y único: la globalización de la hamburguesa, la dictadura de la fast food. La plastificación de la comida en escala mundial, obra de McDonald's, Burger King y otras fábricas, viola exitosamente el derecho a la autodeterminació n de la cocina: sagrado derecho, porque en la boca tiene el alma una de sus puertas.

El campeonato mundial de fútbol del 98 nos confirmó, entre otras cosas, que la tarjeta MasterCard tonifica los músculos, que la Coca-Cola brinda eterna juventud y que el menú de McDonald's no puede faltar en la barriga de un buen atleta. El inmenso ejército de McDonald's dispara hamburguesas a las bocas de los niños y de los adultos en el planeta entero. El doble arco de esa M sirvió de estandarte, durante la reciente conquista de los países del Este de Europa. Las colas ante el McDonald's de Moscú, inaugurado en 1990 con bombos y platillos, simbolizaron la victoria de Occidente con tanta elocuencia como el desmoronamiento del Muro de Berlín.
Un signo de los tiempos: Esta empresa, que encarna as virtudes del mundo libre, niega a sus empleados la libertad de afiliarse a ningún sindicato. McDonald's viola, así, un derecho legalmente consagrado en los muchos países donde opera. En 1997, algunos trabajadores, miembros de eso que la empresa llama la Macfamilia, intentaron sindicalizarse en un restorán de Montreal en Canadá: el restorán cerró. Pero en el 98, otros empleados de McDonald's, en una pequeña ciudad cercana a Vancouver, lograron esa conquista, digna de la Guía Guinness.

Las masas consumidoras reciben órdenes en un idioma universal: la publicidad ha logrado lo que el esperanto quiso y no pudo. Cualquiera entiende, en cualquier lugar, los mensajes que el televisor transmite. En el último cuarto de siglo, los gastos de publicidad se han duplicado en el mundo. Gracias a ellos, los niños pobres toman cada vez más Coca-Cola y cada vez menos leche, y el tiempo de ocio se va haciendo tiempo de consumo obligatorio. Tiempo libre, tiempo prisionero: las casas muy pobres no tienen cama, pero tienen televisor, y el televisor tiene la palabra... Comprado a plazos, ese animalito prueba la vocación democrática del progreso: a nadie escucha, pero habla para todos. Pobres y ricos conocen, así, las virtudes de los automóviles último modelo, y pobres y ricos se enteran de las ventajosas tasas de interés que tal o cual banco ofrece.

Los expertos saben convertir a las mercancías en mágicos conjuntos contra la soledad. Las cosas tienen atributos humanos: acarician, acompañan, comprenden, ayudan, el perfume te besa y el auto es el amigo que nunca falla. La cultura del consumo ha hecho de la soledad el más lucrativo de los mercados. Los agujeros del pecho se llenan atiborrándolos de cosas, o soñando con hacerlo. Y las cosas no solamente pueden abrazar: ellas también pueden ser símbolos de ascenso social, salvoconductos para atravesar las aduanas de la sociedad de clases, llaves que abren las puertas prohibidas. Cuanto más exclusivas, mejor: Las cosas te eligen y te salvan del anonimato multitudinario. La publicidad no informa sobre el producto que vende, o rara vez lo hace. Eso es lo de menos. Su función primordial consiste en compensar frustraciones y alimentar fantasías: ¿En quién quiere usted convertirse comprando esta loción de afeitar?

El criminólogo Anthony Platt ha observado que los delitos de la calle no son solamente fruto de la pobreza extrema. También son fruto de la ética individualista. La obsesión social del éxito, dice Platt, incide decisivamente sobre la apropiación ilegal de las cosas. Yo siempre he escuchado decir que el dinero no produce la felicidad; pero cualquier televidente pobre tiene motivos de sobra para creer que el dinero produce algo tan parecido, que la diferencia es asunto de especialistas.

Según el historiador Eric Hobsbawm, el siglo XX puso fin a siete mil años de vida humana centrada en la agricultura desde que aparecieron los primeros cultivos, a fines del paleolítico. La población mundial se urbaniza, los campesinos se hacen ciudadanos. En América Latina tenemos campos sin nadie y enormes hormigueros urbanos: las mayores ciudades del mundo, y las más injustas. Expulsados por la agricultura moderna de exportación, y por la erosión de sus tierras, los campesinos invaden los suburbios.

Ellos creen que Dios está en todas partes, pero por experiencia saben que atiende en las grandes urbes. Las ciudades prometen trabajo, prosperidad, un porvenir para los hijos. En los campos, los esperadores miran pasar la vida, y mueren bostezando; en las ciudades, la vida ocurre, y llama. Hacinados en tugurios, lo primero que descubren los recién llegados es que el trabajo falta y los brazos sobran, que nada es gratis y que los más caros artículos de lujo son el aire y el silencio.
Mientras nacía el siglo XIV, fray Giordano da Rivalto pronunció en Florencia un elogio de las ciudades. Dijo que las ciudades crecían «porque la gente tiene el gusto de juntarse». Juntarse, encontrarse. Ahora, ¿quién se encuentra con quién? ¿Se encuentra la esperanza con la realidad? El deseo, ¿se encuentra con el mundo? Y la gente, ¿se encuentra con la gente? Si las relaciones humanas han sido reducidas a relaciones entre cosas, ¿cuánta gente se encuentra con las cosas?El mundo entero tiende a convertirse en una gran pantalla de televisión, donde las cosas se miran pero no se tocan. Las mercancías en oferta invaden y privatizan los espacios públicos. Las estaciones de autobuses y de trenes, que hasta hace poco eran espacios de encuentro entre personas, se están convirtiendo ahora en espacios de exhibición comercial.

El shopping center, o shopping mall, vidriera de todas las vidrieras, impone su presencia avasallante. Las multitudes acuden, en peregrinación, a este templo mayor de las misas del consumo. La mayoría de los devotos contempla, en éxtasis, las cosas que sus bolsillos no pueden pagar, mientras la minoría compradora se somete al bombardeo de la oferta incesante y extenuante. El gentío, que sube y baja por las escaleras mecánicas, viaja por el mundo: los maniquíes visten como en Milán o París y las máquinas suenan como en Chicago, y para ver y oír no es preciso pagar pasaje. Los turistas venidos de los pueblos del interior, o de las ciudades que aún no han merecido estas bendiciones de la felicidad moderna, posan para la foto, al pie de las marcas internacionales más famosas, como antes posaban al pie de la estatua delprócer en la plaza. Beatriz Solano ha observado que los habitantes de los barrios suburbanos acuden al center, al shopping center, como antes acudían al centro. El tradicional paseo del fin de semana al centro de la ciudad, tiende a ser sustituido por la excursión a estos centros urbanos. Lavados y planchados y peinados, vestidos con sus mejores galas, los visitantes vienen a una fiesta donde no son convidados, pero pueden ser mirones. Familias enteras emprenden el viaje en la cápsula espacial que recorre el universo del consumo, donde la estética del mercado ha diseñado un paisaje alucinante de modelos, marcas y etiquetas.

La cultura del consumo, cultura de lo efímero, condena todo al desuso mediático. Todo cambia al ritmo vertiginoso de la moda, puesta al servicio de la necesidad de vender. Las cosas envejecen en un parpadeo, para ser reemplazadas por otras cosas de vida fugaz. Hoy que lo único que permanece es la inseguridad, las mercancías, fabricadas para no durar, resultan tan volátiles como el capital que las financia y el trabajo que las genera. El dinero vuela a la velocidad de la luz: ayer estaba allá, hoy está aquí, mañana quién sabe, y todo trabajador es un desempleado en potencia. Paradójicamente, los shoppings centers, reinos de la fugacidad, ofrecen la más exitosa ilusión de seguridad. Ellos resisten fuera del tiempo, sin edad y sin raíz, sin noche y sin día y sin memoria, y existen fuera del espacio, más allá de las turbulencias de la peligrosa realidad del mundo.

Los dueños del mundo usan al mundo como si fuera descartable: una mercancía de vida efímera, que se agota como se agotan, a poco de nacer, las imágenes que dispara la ametralladora de la televisión y las modas y los ídolos que la publicidad lanza, sin tregua, al mercado. Pero, ¿a qué otro mundo vamos a mudarnos? ¿Estamos todos obligados a creernos el cuento de que Dios ha vendido el planeta a unas cuantas empresas, porque estando de mal humor decidió privatizar el universo? La sociedad de consumo es una trampa cazabobos. Los que tienen la manija simulan ignorarlo, pero cualquiera que tenga ojos en la cara puede ver que la gran mayoría de la gente consume poco, poquito y nada necesariamente, para garantizar la existencia de la poca naturaleza que nos queda. La injusticia social no es un error a corregir, ni un defecto a superar: Es una necesidad esencial. No hay naturaleza capaz de alimentar a un shopping center del tamaño del planeta.

www.ecoportal. net

Actividades de turismo de aventura



¿Qué actividades engloba el término "turismo de aventura"? Nuestros expertos hablan sobre ellas en este reportaje. 

1. RAFTING
Es una actividad de carácter recreativa turística de descenso por ríos de cualquier clase o graduación y que normalmente poseen características de ríos de aguas blancas o rápidos, en embarcaciones tipo balsas, diseñadas y construidas especialmente para estos efectos, guiadas, maniobradas y propulsadas por acción humana a través de remos.

2. KAYAK DE MAR O DE RIO
Es una actividad de carácter recreativa turística de navegación en mar o ríos en embarcaciones ligera tipo kayak diseñada y construida para tal efecto, guiada, manobriada y propulsada por acción humana a través de remos.

3. BARRANQUISMO (CANYONING)
Deporte de aventura, el cual reúne una dosis de riesgo con las emociones propias de la espeleología y las actividades de montaña. Proporciona diferentes emociones y experiencias en una misma actividad, desde desplazarse con sumo cuidado por resbaladizas rocas pulidas por el agua, hasta complicados pasos, saltos a pozos, descensos en rappel, ascensos con cuerda, toboganes, caminar o arrastrarse y hasta nadar. Sumado esto a la contemplación de un paisaje casi secreto, que conserva parte de la pureza de la naturaleza virgen descubriéndonos a cada paso una nueva maravilla tanto geológica como botánica o faunística.

Tipos de cañones:
Los cañones son valles de paredes verticales que se van formando por la acción del agua y cuya morfología depende de diversos factores: tipo de roca , estructura y humedad del terreno , proximidad de la cuenca de drenaje.

Clasificación de las Rocas:
-ARENISCAS: No son de gran dureza. (tener en cuenta ya que no podríamos realizar una estación en esta clase de roca)

-BASALTO: Roca extremadamente dura de origen volcánico se reconoce por su color oscuro.

-CALIZA: Roca que filtra el agua, tienen gran capacidad de drenaje, dependiendo de su composición su dureza varia.

-CONGLOMERADO: Es una roca impermeable, esta compuesto por diversos minerales y fragmentos de rocas.

-GNEISS: Es una roca pizarrosa de igual composición que el granito. Su dureza varia de acuerdo a la proporción de granito o pizarra que contenga, a más granito es más dura.

-GRANITO: Rocas poco solubles, duras y permeables. El granito se compone de minerales como la mica, el cuarzo y el feldespato. Los cañones de granito suelen ser estrechos se encuentra en ellos marmitas y divertidos toboganes.

Grados de dificultad
Grado 1- Es el ideal para personas novatas , niños mayores de 7 años y personas de la edad adulta con buen estado físico se caracteriza por que se desarrolla casi en su totalidad caminando por el cauce y en algunos trayectos nadando trayectos muy cortos. Igualmente durante el ascenso encontraremos frecuentes salidas de escape o evacuación.

Grado 2- Sigue dentro de la categoría de fáciles, aunque presenta desniveles que se deben bajar haciendo rappel. Los saltos nunca superarán los ocho metros y se añade a la experiencia algunos toboganes.

Grado 3- La dificultad de este grado se clasifica como media y por sus características es imprescindible saber nadar y contar con una experiencia previa en rappel. Se caracteriza por mayores caudales de agua, los desniveles pueden llegar a superar los 15 mtrs. Se encuentran saltos a pocetas y pasos en oposición. Encontraremos menos vías de escape, por lo que se deben extremar las normas de seguridad.

Grado 4- Se necesita para este grado de dificultad tener experiencia en los anteriores grados, saber nadar, rapelar muy bien y hacer instalaciones (anclajes que sujeten las cuerdas).Los desniveles pueden superar los 30 m. de altura.

Grado 5 y 6- Grados extremadamente peligrosos, solo para profesionales.
Medidas de seguridad

Todas las medidas de seguridad en actividades deportivas de riesgo controlado deben extremarse, este es el factor que diferencia las actividades planificadas de Turismo de Aventura a un simple turista, siempre debe anteponerse la seguridad del grupo y la propia a la diversión o valentía.

Equipo
- Guantes: Estos deberá proporcionarlos el guía o la empresa encargada del Barranquismo cuando se realicen actividades de rappel o escalada mayores a 10 MTRH

- Arneses, cuerdas, mosquetones, ochos, cintas.
- Equipo de transporte: Importante para cada Barranquismo llevar el equipo necesario y no cargar con más de la cuenta.
- Bolsa impermeable para lo que no se pueda mojar y mochilas cómodas que se adapten bien al cuerpo y que permita librarnos de ella rápidamente en caso de emergencia.
- Botiquín: es esencial para cada salida. Nunca debe faltar cada botiquín deberá responder a las necesidades de las personas que integran el grupo.
- Casco: Nos permite proteger la cabeza de cualquier caída.
- Chalecos: Es importante utilizarlos para las personas que no sepan nadar.

4. SENDERISMO
Trayectos definidos que hacen parte de un entorno natural o cultural, que interpretan las características ambientales del lugar utilizando señalización acorde al medio ambiente y respetando el paisaje , con fines recreativos y educativos, propiciando el disfrute del aire libre, el placer de estar en contacto con la naturaleza y el fortalecimiento del cuerpo y el espíritu.

Modalidades:
- Sendero Natural: su objetivo es realizar caminatas relativamente cortas pero con gran significado en cuanto a su contenido.
- Amazonas: Sendero interpretativo con varias estaciones que nos informan acerca de las diferentes especies de flora y fauna de la selva húmeda.
- Sendero Ecuestre: se diseñan para realizar paseos a caballo generalmente son para toda la familia y se complementan con información de los sitios por los que se cabalga.
- Sendero ecuestre Parque del Café.
- Sendero ecuestre Panaca.
- Senderismo Urbano: Recorridos diseñados para conocer la cultura e historia de pueblos y barrios con gran importancia.
- La Candelaria en Bogota.
- Ciudad Amurallada en Cartagena.
- Caminos reales o de herradura: Rutas utilizadas por los antiguos pobladores, son de bastante importancia histórica y se combinan bien con el ecoturismo y turismo de aventura, se pueden combinar con cabalgatas o pasos en lancha o canoa, se le conoce como Treking o Hiking.
- Ciudad Perdida: Santa Marta
- Camino Inca : Perú
- Nacimiento Rió Magdalena
- El pelao-el jabón-Obando.

5. RAPPEL & ESCALADA
- Actividad de riesgo controlado utilizando cuerdas, arneses, ochos y mosquetones para ascender y descender por rocas y montañas.
- Actividad que combina el vértigo de altura y la seguridad de una inducción previa.
- Permite actividades iniciativas en pequeños descensos de 5 y 10 metros en adelante hasta alturas como escaladas de la Cancagua y otros.
- Actividades dirigidas y controladas a cargo de instructores debidamente capacitados aplicando todas las medidas de seguridad

6. CANOPY –DOSEL
- DOSEL: Utilizando la misma técnica de las escalada y los mismos instrumentos tales como cuerdas arneses cuerdas y mosquetones, ascender por árboles de tallo grueso y de altura media para observar la fauna y flora de la parte alta de los árboles.
- CANOPY: sumado a lo anterior y con la utilización de poleas conectarse de un árbol a otro en una aventura por el aire.
- Actividades dirigidas y controladas a cargo de instructores debidamente capacitados aplicando todas las medidas de seguridad

7. ESPELEOLOGIA
- Recorridos por cavernas subterráneas que pueden durar entre unas y cinco horas acompañadas por instructores debidamente acompañados utilizado linternas, cuerdas para vivir una maravillosa aventura subterránea.
- Observación de fauna y flora de las cavernas y su relación con el medio ambiente.
- Actividades dirigidas y controladas a cargo de instructores debidamente capacitados aplicando todas las medidas de seguridad
Autor: Javier Gómez y Andrea Ramón Fuente:http://www.forumnatura.org/reportajes_proc.asp?ID=112

viernes, 18 de mayo de 2012

Articulación entre Agricultura y Turismo

El turismo es una de la actividades económicas que se han propuesto como alternativas para diversificar la agricultura. De esta articulación surge el agroturismo cuyo concepto y características tratré de explicar en esta nota.

¿Qué es el agroturismo?
Es una de las modalidades de turismo en espacios rurales, donde también se incluyen el turismo rural, el ecoturismo, el turismo de aventura y el culinario. A menudo se le confunde con el turismo rural, pero son dos productos distintos, mientras el agroturismo se lleva a cabo en fincas agropecuarias, granjas o agroindustrias, donde los propietarios pueden ofrecer visitas guiadas, alimentación, hospedaje y oportunidades de recreación y familiarización con el trabajo agropecuario, el turismo rural se interesa por todo el conjunto de la vida rural.

¿Qué tipo de activades comprende?
La oferta pueden incluir prácticas de cultivo, cosecha, trilla, manejo de los animales, ordeño, esquila, rodeo, así como elaboración de productos agroindustriales. Todas estas actividades deben seguir procesos con ciertas características especiales, por ejemplo: cultivos orgánicos, en invernaderos, aplicación de técnicas tradicionales y artesanales o desarrollos tecnológicos modernos. Se complementa con una oferta de cocina tradicional, productos típcos, artesanía, así como actividades recreativas.

¿Existen distintas modalidades de agroturismo?
Más bien existen distintos productos, entre los más conocidos están los tour de café, vino y quesos, pero cada vez se diseñan nuevos productos a partir de cultivos como: cacao, banano, vainilla, macadamia, piña, nopal, flores y frutas, los cuales resultan interesantes porque son exóticos, por la forma en que se cultivan o procesan, por los productos que se elaboran y porque los cultivos se localizan en zonas con otros atractivos turísticos.

¿Es una alternativa viable para las pequeñas agroindustrias o la agricultura de baja escala?  
Si, es una actividad que puede complementar los ingresos de las fincas y las agroindustrias, a partir del aprovechamiento de recursos ociosos que ya se tienen en el sitio, tales como el paisaje agropecuario, la vida rural, los cultivos, los animales o el saber-hacer tradicional.

¿Es necesario que el proyecto sea colectivo (de varias fincas o agroindustrias) o puede realizarse individualmente?
Ello depende del tamaño y características de la finca o agroindustria y de sus propietarios. En la mayoría de los casos son fincas individuales donde el proyecto es gestionado por la familia propietaria. Pero también, hay casos de proyectos en manos de grupos comunitarios y cooperativos que se asocian para ofertar un solo producto.

¿Qué elementos deben estar presentes para que la iniciativa sea viable?
En primer lugar los promotores del proyecto deberían ser propiestarios de la finca, la granja o la agroindustria donde se va a desarrollar el proyecto, es decir, debe existir lo que se llama "capital hundido" porque estas actividades son de pequeña escala y difícilmente será viable cuando se debe empezar por comprar el terreno o instalación. Luego, debe existir un saber-hacer tradicional singular para que el producto resulte atractivo y auténtico y, tercero se requiere posees capacidades emprendedoras.

¿Cuales son los pasos a seguir para iniciar un proyecto de agroturismo?
En primer lugar se debe evaluar el potencial turístico de la finca o agroindustria, que establece el tipo y jerarquía de los atractivos, así como las oportunidades y amenazas que hay en el sitio. En segundo lugar se debe diseñar el producto o los productos turísticos en función de los resultados del diagnóstico realizado. Tercero, se deben realizar estudios de mercado y financiero del proyecto, que son los que determinarán si es viable y factible.

¿Qué tan desarrollado está el agroturismo en América Latina?
En Chile, Argentina, Uruguay y Brasil existe una amplia oferta apoyada por programas de promoción y fomento de la actividad, lo que ha permitido generar una oferta interesante. También existen inicitivas destacables en Colombia, Panamá y México.

En otros países se ha desarrollado más el turismo rural y dentro de la oferta se incluyen algunos productos de agroturismo. Pero, en general el potencial está por aprovechar, por ejemplo la producción de quesos frescos y madurados, los trapiches paneleros en Centroamérica y el área Andina, el sistema de cultivo en terrazas en Perú y Bolivia, la extracción de miel de abeja o el procesamiento artesanal de dulces, panadería, licores y embutidos, solo por mencionar algunos productos.

Lo que se necesita es mejorar el diseño de los productos para que resulten más atractivos, invertir en instalaciones, sitios de hospedaje y alimentación, mercadear más los productos y asociarse para lograr apoyo de instituciones de gobierno, ONGs, universidades y gremiales.

sábado, 4 de febrero de 2012

Concepto de Agroturismo

Prevalece cierta confusión en la descripción de las modalidades de turismo en espacio rural. A menudo se utilizan los términos agroturismo, ecoturismo y turismo rural en forma indistinta, pero lo cierto es que son productos con características y segmentos de mercado diferentes. Así, que voy a tratar de explicar en qué consiste el agroturismo, tal como se le concibe en Europa y en América latina.

Concepto de agroturismo en España:
Es una forma de turismo desarrollada en el medio rural con la particularidad de llevarse a cabo en explotaciones agrarias y ser desempeñada por  agricultores. El agroturismo ofrece al visitante la oportunidad de conocer y participar en las actividades tradicionales agrarias. Estas explotaciones pueden o no ofrecer alojamiento, restauración, degustación de productos típicos, vender productos locales, organizar cursos o talleres para que jóvenes y adultos descubran la forma de cultivar, criar ganado, conservar productos, etc.
La simultaneidad entre la actividad agraria y la actividad turística que desempeña el agricultor constituye, por tanto, la principal característica del agroturismo. El agricultor que ofrece este tipo de acogida es partidario de dar a conocer su profesión y su entorno, garantizando la calidad de los productos ofrecidos. Igualmente, el agroturismo pretende fomentar las producciones agroalimentarias a pequeña escala de productos fuertemente arraigados en las tradiciones locales de los territorios donde están implantados.
El agroturismo supone una fuente de ingresos complementarios a la actividad agrícola, promueve la valorización de los recursos agrarios y ganaderos, la conservación de la biodiversidad, del paisaje, de las tradiciones y gastronomía del lugar, colaborando así al desarrollo y a la promoción como destino turístico de las comarcas de interior.
Fuente: http://www.arrelsagroturisme.com

sábado, 12 de noviembre de 2011

La ruta del pisco - bebida nacional de Perú

La ruta del pisco abarca cinco regiones del sus del país, se inicia en Lima, continúa por Ica, Arequipa, Moquegua, y finaliza en Tacna, albergando a más de 70 productores artesanales e industriales.
 
La temperatura y suelos de los valles de estas regiones permiten que las uvas maduren con el grado idóneo de azúcar, fundamental para obtener un buen pisco.
 
De acuerdo a la fecha, la Ruta del Pisco ofrecerá al viajero diferentes paisajes y momentos: de enero a marzo la fiesta de la vendimia, de abril a mayo los procesos de elaboración, de junio a julio la degustación de piscos en su etapa inicial y de julio a diciembre la preparación del campo y el brote de las parras.

Entre los puntos de referencia de bodegas en el país está el valle de Chincha, donde además los productos son de gran calidad. Por su parte, Ica es la más conocida concentración de producción de pisco de Perú y hay cientos de bodegas, entre las que destacan “Tacama”, “Vista Alegre” y “Bodega y viñedos La Caravedo”.
Por último, en Arequipa, Moquegua y Tacna se produce también pisco de calidad y muy rico; y las bodegas merecen también una visita. En el valle de Vitor y en el de Majes también podremos encontrar; y en este último, hay también un Centro de Investigación Vitivinícola.
Fuente:

Ruta del queso de Suipacha, Argentina.


La pintada se ve a lo lejos, desde la Ruta 5, casi como un oasis. “La Boutique de lo Artesanal”, anuncia, y aparecen imágenes tentadoras: los quesos, en todas sus variedades. Suipacha ha encontrado el atractivo para convertirse en un sitio que merece una visita. Basta con trasladarse 126 kilómetros desde la Capital para meterse en un mundo que propone un disfrute sensorial. La Ruta del Queso incluye gran parte de la historia de este lugar de poco más de 7 mil habitantes. Los primeros pobladores, vascos ellos, signaron el destino: empezaron a producir con leche.

La propuesta es visitar las dos fábricas: Piedras Blancas y Fermier. En la primera, Marcelo Lizziero, su dueño y presidente de la Ruta del Queso, es el que explica cómo se producen los productos y narra su propia historia: “Yo soy veterinario. Pero hace años un cliente me dio la idea de comprar cabras para producir. Así empecé, para después especializarme. Incluso fui a estudiar a Francia”, cuenta.
En Piedras Blancas se elaboran quesos de leche de cabra, oveja, vaca y búfala. La picada posterior al recorrido por el lugar tiene muchas variedades: Crottin (con personalidad), Cabrambert (un Camembert de cabra), Chevrotin (un queso duro), Cendre y Lusignan con hierbas.

Allá lejos y hace tiempo, hace alrededor de siglo y medio, Suipacha era todavía un territorio de frontera en esa provincia de Buenos Aires que se disputaba los espacios con los indígenas. Los años, el ferrocarril, el progreso y la llegada de los inmigrantes –vascos primero, pero después también numerosos irlandeses– terminaron de forjar la fisonomía de esta zona rural que hoy expresa lo mejor de sí misma en su tradición lechera. Una tradición que supo de vaivenes y altibajos: Suipacha no es un mundo aparte, sino un “botón de muestra” bien representativo de los pueblos del campo argentino. Como tal, también sabe de agudizar el ingenio, y a mediados de 2008 –cuando la sequía y la crisis económica internacional echaban sombra sobre la pampa– se puso manos a la obra y dio vida a una iniciativa que unió turismo y producción: es la flamante y tentadora Ruta del Queso.

“Basándonos en la identidad láctea del lugar, la posibilidad de contar con productos de carácter artesanal, usinas lácteas y puestos de venta sobre la RN Nº 5, la cercanía del área metropolitana y dos queserías premiadas en quesos de categoría Leches Finas, se decidió crear la Ruta del Queso”, explica Nicolás Alessandro, coordinador de los grupos que todos los fines de semana siguen este itinerario gastronómico por las rutas suipachenses. La idea no tardó en prender: así, poco a poco se sumaron a las queserías otros emprendimientos, como plantaciones de arándanos y criaderos de jabalíes, y naturalmente también llegó la “pata de servicios” con restaurantes, casas de té y hosterías. Ahora sí, con todo listo, Suipacha tiene desplegada la alfombra roja e invita a salir bien temprano para aprovechar un día lleno de sabores y experiencias nuevas.
Datos útiles
Cómo llegar: Desde Capital Federal, tomar Acceso Oeste, pasar el peaje, doblar en el segundo puente para tomar la RN Nº 5, pasar por Mercedes y seguir por la misma ruta sentido a Chivilchoy, hasta llegar a Suipacha, en el kilómetro 125.
Establecimientos de la Ruta del Queso:
* Il Mirtilo (Plantación de Arándanos): RN Nº 5, Km 122,5. Tel.: (011) 15 5 120 4564. En noviembre y diciembre, programa Coseche sus Propios Arándanos.
* Fermier (quesos de campo): RN Nº 5, Km 118.info@fermier.com.ar. Abierto de 9 a 18, visitas a la fábrica solo guiadas con los coordinadores de la Ruta del Queso.
* Quesos de Suipacha: Boutique de lo Artesanal, RN Nº 5, Km 126.
* Piedras Blancas: RN Nº 5, Km 130. Local de venta abierto todos los días de 9 a 19. Elaboración de lunes a sábados, de 9 a 14. Tel.: 0810-777-0272 - www.piedrasblancas.com.ar
* Cabaña Los Crepúsculos (cría de ovejas merino): Tel.: (011) 15 000-0944,
crepúsculos@gmx.net
* La Escuadra (criadero de jabalíes): sábados, domingos y feriados, a las 11, 12.30, 14.30, 16, y durante el verano también a las 18. Tel.: (02324) 497170. * Arándanos Cynthia: RN Nº 5, Km 130. Tel.: (011) 15 5 932-0861.

Fuente: http://rutadelqueso.com.ar/