viernes, 18 de mayo de 2012

Articulación entre Agricultura y Turismo

El turismo es una de la actividades económicas que se han propuesto como alternativas para diversificar la agricultura. De esta articulación surge el agroturismo cuyo concepto y características tratré de explicar en esta nota.

¿Qué es el agroturismo?
Es una de las modalidades de turismo en espacios rurales, donde también se incluyen el turismo rural, el ecoturismo, el turismo de aventura y el culinario. A menudo se le confunde con el turismo rural, pero son dos productos distintos, mientras el agroturismo se lleva a cabo en fincas agropecuarias, granjas o agroindustrias, donde los propietarios pueden ofrecer visitas guiadas, alimentación, hospedaje y oportunidades de recreación y familiarización con el trabajo agropecuario, el turismo rural se interesa por todo el conjunto de la vida rural.

¿Qué tipo de activades comprende?
La oferta pueden incluir prácticas de cultivo, cosecha, trilla, manejo de los animales, ordeño, esquila, rodeo, así como elaboración de productos agroindustriales. Todas estas actividades deben seguir procesos con ciertas características especiales, por ejemplo: cultivos orgánicos, en invernaderos, aplicación de técnicas tradicionales y artesanales o desarrollos tecnológicos modernos. Se complementa con una oferta de cocina tradicional, productos típcos, artesanía, así como actividades recreativas.

¿Existen distintas modalidades de agroturismo?
Más bien existen distintos productos, entre los más conocidos están los tour de café, vino y quesos, pero cada vez se diseñan nuevos productos a partir de cultivos como: cacao, banano, vainilla, macadamia, piña, nopal, flores y frutas, los cuales resultan interesantes porque son exóticos, por la forma en que se cultivan o procesan, por los productos que se elaboran y porque los cultivos se localizan en zonas con otros atractivos turísticos.

¿Es una alternativa viable para las pequeñas agroindustrias o la agricultura de baja escala?  
Si, es una actividad que puede complementar los ingresos de las fincas y las agroindustrias, a partir del aprovechamiento de recursos ociosos que ya se tienen en el sitio, tales como el paisaje agropecuario, la vida rural, los cultivos, los animales o el saber-hacer tradicional.

¿Es necesario que el proyecto sea colectivo (de varias fincas o agroindustrias) o puede realizarse individualmente?
Ello depende del tamaño y características de la finca o agroindustria y de sus propietarios. En la mayoría de los casos son fincas individuales donde el proyecto es gestionado por la familia propietaria. Pero también, hay casos de proyectos en manos de grupos comunitarios y cooperativos que se asocian para ofertar un solo producto.

¿Qué elementos deben estar presentes para que la iniciativa sea viable?
En primer lugar los promotores del proyecto deberían ser propiestarios de la finca, la granja o la agroindustria donde se va a desarrollar el proyecto, es decir, debe existir lo que se llama "capital hundido" porque estas actividades son de pequeña escala y difícilmente será viable cuando se debe empezar por comprar el terreno o instalación. Luego, debe existir un saber-hacer tradicional singular para que el producto resulte atractivo y auténtico y, tercero se requiere posees capacidades emprendedoras.

¿Cuales son los pasos a seguir para iniciar un proyecto de agroturismo?
En primer lugar se debe evaluar el potencial turístico de la finca o agroindustria, que establece el tipo y jerarquía de los atractivos, así como las oportunidades y amenazas que hay en el sitio. En segundo lugar se debe diseñar el producto o los productos turísticos en función de los resultados del diagnóstico realizado. Tercero, se deben realizar estudios de mercado y financiero del proyecto, que son los que determinarán si es viable y factible.

¿Qué tan desarrollado está el agroturismo en América Latina?
En Chile, Argentina, Uruguay y Brasil existe una amplia oferta apoyada por programas de promoción y fomento de la actividad, lo que ha permitido generar una oferta interesante. También existen inicitivas destacables en Colombia, Panamá y México.

En otros países se ha desarrollado más el turismo rural y dentro de la oferta se incluyen algunos productos de agroturismo. Pero, en general el potencial está por aprovechar, por ejemplo la producción de quesos frescos y madurados, los trapiches paneleros en Centroamérica y el área Andina, el sistema de cultivo en terrazas en Perú y Bolivia, la extracción de miel de abeja o el procesamiento artesanal de dulces, panadería, licores y embutidos, solo por mencionar algunos productos.

Lo que se necesita es mejorar el diseño de los productos para que resulten más atractivos, invertir en instalaciones, sitios de hospedaje y alimentación, mercadear más los productos y asociarse para lograr apoyo de instituciones de gobierno, ONGs, universidades y gremiales.

sábado, 4 de febrero de 2012

Concepto de Agroturismo

Prevalece cierta confusión en la descripción de las modalidades de turismo en espacio rural. A menudo se utilizan los términos agroturismo, ecoturismo y turismo rural en forma indistinta, pero lo cierto es que son productos con características y segmentos de mercado diferentes. Así, que voy a tratar de explicar en qué consiste el agroturismo, tal como se le concibe en Europa y en América latina.

Concepto de agroturismo en España:
Es una forma de turismo desarrollada en el medio rural con la particularidad de llevarse a cabo en explotaciones agrarias y ser desempeñada por  agricultores. El agroturismo ofrece al visitante la oportunidad de conocer y participar en las actividades tradicionales agrarias. Estas explotaciones pueden o no ofrecer alojamiento, restauración, degustación de productos típicos, vender productos locales, organizar cursos o talleres para que jóvenes y adultos descubran la forma de cultivar, criar ganado, conservar productos, etc.
La simultaneidad entre la actividad agraria y la actividad turística que desempeña el agricultor constituye, por tanto, la principal característica del agroturismo. El agricultor que ofrece este tipo de acogida es partidario de dar a conocer su profesión y su entorno, garantizando la calidad de los productos ofrecidos. Igualmente, el agroturismo pretende fomentar las producciones agroalimentarias a pequeña escala de productos fuertemente arraigados en las tradiciones locales de los territorios donde están implantados.
El agroturismo supone una fuente de ingresos complementarios a la actividad agrícola, promueve la valorización de los recursos agrarios y ganaderos, la conservación de la biodiversidad, del paisaje, de las tradiciones y gastronomía del lugar, colaborando así al desarrollo y a la promoción como destino turístico de las comarcas de interior.
Fuente: http://www.arrelsagroturisme.com

sábado, 12 de noviembre de 2011

La ruta del pisco - bebida nacional de Perú

La ruta del pisco abarca cinco regiones del sus del país, se inicia en Lima, continúa por Ica, Arequipa, Moquegua, y finaliza en Tacna, albergando a más de 70 productores artesanales e industriales.
 
La temperatura y suelos de los valles de estas regiones permiten que las uvas maduren con el grado idóneo de azúcar, fundamental para obtener un buen pisco.
 
De acuerdo a la fecha, la Ruta del Pisco ofrecerá al viajero diferentes paisajes y momentos: de enero a marzo la fiesta de la vendimia, de abril a mayo los procesos de elaboración, de junio a julio la degustación de piscos en su etapa inicial y de julio a diciembre la preparación del campo y el brote de las parras.

Entre los puntos de referencia de bodegas en el país está el valle de Chincha, donde además los productos son de gran calidad. Por su parte, Ica es la más conocida concentración de producción de pisco de Perú y hay cientos de bodegas, entre las que destacan “Tacama”, “Vista Alegre” y “Bodega y viñedos La Caravedo”.
Por último, en Arequipa, Moquegua y Tacna se produce también pisco de calidad y muy rico; y las bodegas merecen también una visita. En el valle de Vitor y en el de Majes también podremos encontrar; y en este último, hay también un Centro de Investigación Vitivinícola.
Fuente:

Ruta del queso de Suipacha, Argentina.


La pintada se ve a lo lejos, desde la Ruta 5, casi como un oasis. “La Boutique de lo Artesanal”, anuncia, y aparecen imágenes tentadoras: los quesos, en todas sus variedades. Suipacha ha encontrado el atractivo para convertirse en un sitio que merece una visita. Basta con trasladarse 126 kilómetros desde la Capital para meterse en un mundo que propone un disfrute sensorial. La Ruta del Queso incluye gran parte de la historia de este lugar de poco más de 7 mil habitantes. Los primeros pobladores, vascos ellos, signaron el destino: empezaron a producir con leche.

La propuesta es visitar las dos fábricas: Piedras Blancas y Fermier. En la primera, Marcelo Lizziero, su dueño y presidente de la Ruta del Queso, es el que explica cómo se producen los productos y narra su propia historia: “Yo soy veterinario. Pero hace años un cliente me dio la idea de comprar cabras para producir. Así empecé, para después especializarme. Incluso fui a estudiar a Francia”, cuenta.
En Piedras Blancas se elaboran quesos de leche de cabra, oveja, vaca y búfala. La picada posterior al recorrido por el lugar tiene muchas variedades: Crottin (con personalidad), Cabrambert (un Camembert de cabra), Chevrotin (un queso duro), Cendre y Lusignan con hierbas.

Allá lejos y hace tiempo, hace alrededor de siglo y medio, Suipacha era todavía un territorio de frontera en esa provincia de Buenos Aires que se disputaba los espacios con los indígenas. Los años, el ferrocarril, el progreso y la llegada de los inmigrantes –vascos primero, pero después también numerosos irlandeses– terminaron de forjar la fisonomía de esta zona rural que hoy expresa lo mejor de sí misma en su tradición lechera. Una tradición que supo de vaivenes y altibajos: Suipacha no es un mundo aparte, sino un “botón de muestra” bien representativo de los pueblos del campo argentino. Como tal, también sabe de agudizar el ingenio, y a mediados de 2008 –cuando la sequía y la crisis económica internacional echaban sombra sobre la pampa– se puso manos a la obra y dio vida a una iniciativa que unió turismo y producción: es la flamante y tentadora Ruta del Queso.

“Basándonos en la identidad láctea del lugar, la posibilidad de contar con productos de carácter artesanal, usinas lácteas y puestos de venta sobre la RN Nº 5, la cercanía del área metropolitana y dos queserías premiadas en quesos de categoría Leches Finas, se decidió crear la Ruta del Queso”, explica Nicolás Alessandro, coordinador de los grupos que todos los fines de semana siguen este itinerario gastronómico por las rutas suipachenses. La idea no tardó en prender: así, poco a poco se sumaron a las queserías otros emprendimientos, como plantaciones de arándanos y criaderos de jabalíes, y naturalmente también llegó la “pata de servicios” con restaurantes, casas de té y hosterías. Ahora sí, con todo listo, Suipacha tiene desplegada la alfombra roja e invita a salir bien temprano para aprovechar un día lleno de sabores y experiencias nuevas.
Datos útiles
Cómo llegar: Desde Capital Federal, tomar Acceso Oeste, pasar el peaje, doblar en el segundo puente para tomar la RN Nº 5, pasar por Mercedes y seguir por la misma ruta sentido a Chivilchoy, hasta llegar a Suipacha, en el kilómetro 125.
Establecimientos de la Ruta del Queso:
* Il Mirtilo (Plantación de Arándanos): RN Nº 5, Km 122,5. Tel.: (011) 15 5 120 4564. En noviembre y diciembre, programa Coseche sus Propios Arándanos.
* Fermier (quesos de campo): RN Nº 5, Km 118.info@fermier.com.ar. Abierto de 9 a 18, visitas a la fábrica solo guiadas con los coordinadores de la Ruta del Queso.
* Quesos de Suipacha: Boutique de lo Artesanal, RN Nº 5, Km 126.
* Piedras Blancas: RN Nº 5, Km 130. Local de venta abierto todos los días de 9 a 19. Elaboración de lunes a sábados, de 9 a 14. Tel.: 0810-777-0272 - www.piedrasblancas.com.ar
* Cabaña Los Crepúsculos (cría de ovejas merino): Tel.: (011) 15 000-0944,
crepúsculos@gmx.net
* La Escuadra (criadero de jabalíes): sábados, domingos y feriados, a las 11, 12.30, 14.30, 16, y durante el verano también a las 18. Tel.: (02324) 497170. * Arándanos Cynthia: RN Nº 5, Km 130. Tel.: (011) 15 5 932-0861.

Fuente: http://rutadelqueso.com.ar/

domingo, 2 de octubre de 2011

La Ruta del Champiñón - Bolivia

A 70 kilómetros de la ciudad de Cochabamba se ubica el municipio de Gualberto Villarroel y en ella la "Ruta del Champiñon". Desde 2005, este municipio se ha destacado por la producción natural de este alimento que crece de manera abundante a los pies de arboles de pino. La producción de champiñón ha provocado el retorno de familias migrantes que ahora ven en su tierra originaria un lugar apto para trabajar y habitar.

La zona es además un lugar turísticamente atractivo por sus imponentes colinas y bosquecillos, caídas de agua, flora y fauna silvestre. El período de las lluvias y el descubrimiento del alto valor nutricional del champiñón le ha abierto al municipio la posibilidad en un futuro próximo concretar la exportación del producto. Existen dos variedades comestibles de champiñón suillus granulatus y el suillus lutus. La gente ha venido capacitándose en como mejorar la producción de estos hongos, los procesos de cosecha, secado y otros. Los pobladores han incluido en su alimentación el consumo del champiñón y de las más de 20 recetas que pueden preparar y combinar, destacan el chicharrón de champiñon como su favorita. Es inevitable destacar el plato, ya que desde el aroma, la presentacion, el color oscuro del champiñón convoca a su degustación...más si la combinacion viene acompañada de la chicha tradicional y el pan de maíz preparado en horno de barro.

En gran parte de Bolivia ya muchos emprendimientos público y privados vienen manejando con mayor criterio técnico el concepto de Ruta Agrolimentaria. En la parte occidental tambien ya se viene trabajando en lo que son las rutas del Charque de Llama, Quinua Real y Quesos de Ovinos.
Fuente: http://www.prodarnet.org/profiles/message/show?id=669243639&folder=Inbox&page=1

domingo, 11 de septiembre de 2011

El paisaje agavero

El paisaje agavero que se extiende por casi 35,000 Ha en los municipios de Tequila, Magdalena, Amatitán y El Arenal en Jalisco, México fue declarado Patrimonio de la Humanidad en el 2006. Se trata de un paisaje vivo donde se cultiva el ágave azul (Agave tequilana Weber), del cual se produce el tequila desde el siglo XVI.
El cultivo del ágave compite con el maíz, la caña de azúcar y la urbanización por cuanto lo que existe hoy día son manchas distribuidas en todo el territorio. Aún así, resulta un paisaje hermoso rodeado de montañas que lo hacen ver más atractivo y cuando le cuentan que la piña, de la cual se extrae el tequila, tarda hasta 9 años en madurar, se comprende el porqué de la declataroria de Patrimonio de la Humanidad.
 Existen varias especies de agave, cuyo jugo puede ser fermentado y destilado para la producción de bebidas alcohólicas, sin embargo, sólo el agave tequilana Weber en su variedad azul es el único autorizado para la elaboración de tequila. Para conocer el paisaje agavero lo común es tomar un tour en donde explican todo sobre la planta, la jima (extracción de la piña) y luego lo llevan a alguna de las muchas destilerías, donde se observa el proceso y se cata el tequila.

sábado, 10 de septiembre de 2011

Turismo Agroindustrial

El turismo agroindustrial es una modalidad similar al agroturismo, que consiste en visitar empresas del sector agroalimentario, forestal, cueros, artesanía, minas, entre otros; así como laboratorios y centros de investigación, para conocer los procesos de elaboración y/o experimentación que allí se realizan; degustar y comprar productos y artesanías.
Por lo general, interesan aquellas agroindustrias que realizan procesos tradicionales y donde es posible ver de cerca los equipos y maquinaias utilizadas y en algunos participar en los procesos.

Destilería en Tequila, México
Quienes practican este tipo de turismo quieren conocer sobre procesos agroindustriales, pero también disfrutar de un rato de esparcimiento, por cuanto es común que se integren otras ofertas turísticas tales como recorridos por ciudades históricas,  tour de compras, actividades de ecoturismo y de aventura, visitas a museos, etc. Los demandantes de este producto son estudiantes y académicos, técnicos de instituciones vinculadas con la agricultura o el el turismo, empresarios y pensionados. Las visitas se realizan por espacio de 1 a 3 horas a cada empresas y por lo general no implica pernocte en el lugar donde se localizan las empresas. No obstante, a menudo se organizan giras dentro y fuera del país, cuyos paquetes incluyen el transporte, alojamiento, visitas a las empresas, catas y otras actividades turísticas.
Las empresas anfitrionas, al igual que en el agroturismo, deben estar organizadas para recibir los visitantes, realizar recorridos seguros por las instalaciones, dar explicaciones técnicas sobre los procesos, ofrecer degustaciones y poseer una tienda para la venta de los productos allí elaborados.
Esta modalidad es de desarrollo reciente en Europa y en países latinoamericanos como Argentina, Chile y México. Tiene un gran potencial por aprovechar.